Make your own free website on Tripod.com

INSTITUTO DE INGLES DURKHEIM

METODOS DE ESTUDIO

HOME
OBJETIVOS
METODOLOGIA
DOCENTES
ALUMNOS
EGRESADOS
ENLACES INTERESANTES
PRACTICA TU INGLES
LIBRO DE VISITAS
CONTACTENOS
PUERTA DEL SOL SCHOOL
CULTURA AFROCOLOMBIANA
NOTICIAS
COLOMBIANISMOS
FOTOS GRADUACION UNIVALLE

ERRORES QUE COMETEMOS AL ESTUDIAR



Capítulo 1: 
Los cinco errores más graves que cometemos al estudiar



El desconocimiento de técnicas eficientes para estudiar nos lleva a cometer serios errores, cuyo resultado la gran mayoría de las veces es una mala calificación. Aquí te presento los cinco errores más graves.

1. Intentar aprender todo un día antes del examen.  Este grave error lo cometen aquellos alumnos que por lo general no estudian nada, hasta que tienen encima las fechas de exámenes. El problema es que tienen que estudiar en un día los temas que se vieron durante varios meses de clase.

2. Intentar memorizar el contenido de los libros, sin comprender. Lo importante es entender lo que el autor trata de decirnos y ser capaces de explicarlo con nuestras propias palabras.

3. Estudiar acostado. En la cama o sofá, lo más seguro es que te quedes dormido a los 15 minutos.

4. Faltar o no prestar atención a la clase. ¿Sabías que prestar atención y tomar notas durante la clase hace que tu capacidad retentiva aumente hasta en un 75 por ciento? Este será uno de los primeros pasos del método de estudio que aquí te propongo.

5. Estudiar escuchando música a todo volumen. Esta es una práctica bastante arraigada en los jóvenes, estudiar escuchando a tu grupo favorito. Sin embargo, los expertos opinan que lo mejor es estudiar en silencio.

¿Te identificaste con uno o varios de los errores señalados? Todos hemos cometido estos errores alguna vez en nuestra vida. Pero ha llegado el momento de corregir lo que estamos haciendo mal.



Capítulo 2: 
Hábitos de estudio

¿Qué son los hábitos?

Un hábito es cualquier acto adquirido por la experiencia y realizado regular y automáticamente. Es una práctica o costumbre que realizas con frecuencia. Los antiguos filósofos decían que el hábito es una "segunda naturaleza". Eso significa que la naturaleza del hombre se enriquece o empobrece, se perfecciona o se denigra, con el hábito.

Hay hábitos malos y buenos. Como ejemplo de hábitos malos podríamos mencionar el hecho de fumar, comerse las uñas, hablar demasiado (sin escuchar), dejar todo para después o echarle la culpa a los demás. Date cuenta y verás que las personas que tienen estos hábitos lo hacen todo el tiempo.

Ejemplo de hábitos buenos son la puntualidad, la responsabilidad, el orden y la limpieza. Los buenos hábitos serán la clave del éxito en todas las áreas de tu vida. Hoy los puedes aplicar como estudiante pero el día de mañana también te servirán como trabajador, profesionista, empresario o padre de familia. Si deseas tener éxito, lo podrás lograr llenándote de buenos hábitos que te encaminen hacia ese objetivo.

Buenos hábitos de estudio

Podríamos hacer una lista inmensa que contenga todos los hábitos de estudio recomendados por expertos en la materia, pero mejor vamos a concentrarnos en 5 hábitos que serán el comienzo de tu nueva vida como estudiante y que harán la diferencia entre el alumno que eras antes y el que serás a partir de ahora.

Solamente te recuerdo que no bastará con que los conozcas, ya que deberás ponerlos en práctica todos los días hasta lograr arraigarlos. Los hábitos se adquieren a través de la repetición constante de los actos.

1. Organiza tu tiempo, elaborando un plan de actividades diarias.

2. Presta atención al maestro durante la clase y toma nota de lo más importante (ojo, no se trata de intentar copiar todo lo que diga).

3. Estudia todos los días, de preferencia a la misma hora y en el mismo lugar.

4. Utiliza alguna técnica para estudiar (aquí conocerás varias).

5. Ten siempre una actitud positiva ante la vida, incluso ante los problemas (con eso vencerás los malos hábitos del miedo, el desaliento y la derrota).





Capítulo 3: 
Organiza tu tiempo


¡El tiempo es oro! Por lo tanto, deberás aprender a administrarlo para sacarle el máximo provecho. Planifica con anticipación todas las actividades que realices durante el día, incluyendo los momentos de recreación y descanso, así como las horas que dedicarás a estudiar después de clases.

Toma en consideración los siguientes consejos a la hora de elaborar tu plan de actividades semanales:

· Estudia las materias más difíciles cuando estés más descansado.

· Incluye un breve tiempo de reposo entre cada asignatura de estudio (10 minutos).

· Programa como mínimo 2 horas diarias para estudiar en casa. Sé realista y no te pongas metas inalcanzables como intentar estudiar 8 horas diarias.

· Deja las actividades recreativas (jugar, ver televisión, ir al cine, etc.) para después del estudio. Serán como un premio al esfuerzo realizado.




Capítulo 4: 
Presta atención a la clase y toma apuntes


Si no prestas atención es como si no hubieras estado; esto te traerá duras consecuencias como el hecho de no entender la clase siguiente o perder demasiado tiempo intentando comprender el tema tú sólo con el libro.

En cambio, si te formas el hábito de asistir a todas tus clases, poner atención y tomar apuntes, te estarás facilitando enormemente la vida y sin duda estarás muy cerca de lograr tus objetivos. El hecho de escuchar y tomar notas hace que tu capacidad retentiva aumente hasta en un 75 por ciento.

Los apuntes son un resumen de todo lo que se dijo durante la clase. No cometas el error de intentar escribir en tu libreta cada una de las palabras que el profesor pronuncie. Más bien se trata de ir captando las ideas principales. Con la práctica irás aprendiendo y mejorando tu técnica personal para tomar apuntes y descubrirás que la mayoría de los maestros dejan pistas muy claras de las preguntas que después vienen en el examen.

Tomar buenos apuntes es como tener las respuestas del examen antes de presentarlo. Tus apuntes te indican exactamente qué estudiar. Escucharás la clase una sola vez; en cambio puedes revisar tus apuntes todas las veces que quieras. [1]

Para tomar buenos apuntes te recomiendo que te sientes en la primera fila, buscando un asiento cercano al profesor. Esto te permitirá ver y escuchar bien todo lo que diga. Me atrevería a asegurarte que con el simple hecho de sentarte adelante mejorarán tus calificaciones porque evitarás distraerte, prestarás más atención y -como ingrediente extra- causarás una buena impresión ante tus maestros.

Además, ten en cuenta estos otros consejos a la hora de tomar notas en clase:

· Escucha atentamente a tu profesor, inclinando tu cuerpo hacia adelante. No adoptes la típica pose de "acostarte" en la silla.

· Organiza tus notas en orden lógico. Trata de tener una libreta para cada asignatura e ir escribiendo cronológicamente las notas de cada clase. Así, cuando lleguen los exámenes tendrás un cuaderno de apuntes perfectamente organizado y será muy fácil repasar los temas incluidos.

· Escribe con letra legible, de modo que después puedas leer y entender lo que anotaste (así no perderás el tiempo intentando traducir tus "

· Pregunta. Si no entiendes el tema que se está tratando en clase, no tengas pena y pregúntale al profesor hasta que te quede bien claro.

· Asiste a todas tus clases. Si por causas de fuerza mayor faltas a una clase, habla con tu profesor y también consíguete una copia de los apuntes de alguno de tus compañeros.

Sigue estos prácticos consejos y veras como cambia sustancialmente tu vida como estudiante